Voy a intentar dar algunas pautas para cuidar nuestros pies en verano.

Una de las cosas que más me gustan son los zapatos, sobre todo los de tacón y no puedo evitar fijarme cuando alguien lleva unos zapatos preciosos, pero ahora lucir zapatos abiertos es un riesgo y todo un reto ya que es imposible que la vista no se te vaya a los talones agrietados, dedos resecos…y un zapato maravilloso en un pie descuidado pierde toda su gracia. Además da aspecto de dejadez, pero muchas veces no es porque uno se descuide sino porque es difícil saber cómo hacerlo bien.

El verano es una época maravillosa, nos sentimos bien, nos vamos de vacaciones, necesitamos menos ropa, vamos más fresquitos… incluidos nuestros pies, que pasan más tiempo al aire, casi en contacto con el suelo y además con mayor sequedad en el ambiente… eso hace que se nos sequen, se descamen y se agrieten, sobre todo la zona de los talones y los dedos (precisamente las zonas que más se ven).

Los siete consejos que te ayudarán a cuidar tus pies en verano Click Para Twittear

Mi consejo fundamental es que nos acordemos de nuestros pies a diario. Nos olvidamos muchas veces de ellos, pero ahora en verano es cuando hay que lucirlos por lo que no vale acordarse de ellos solo cuando ya los tenemos estropeados, hay que acordarse cada día, como del resto de la piel, ya que es más fácil prevenir que curar. Así que aquí os dejo algunos trucos para cuidar los pies en verano:

  1. Aplica crema hidratante 2 veces al día. Por la mañana puedes usar alguna más ligera para no sentir los pies resbaladizos, por ejemplo la misma que uses para el cuerpo, ya que no cuesta nada seguir un poco más abajo e hidratar los pies también. Por la noche lo ideal es usar cremas más grasas y a ser posible que contengan urea. Puedes usar cremas con urea entre el 10 y 30 % a diario, pero si los pies están muy secos y agrietados puedes usar varias noches seguidas una crema con urea al 50%. (A mí me gusta para esto Xerial 50). Lávate bien las manos después de aplicarla porque la piel de las manos no es tan gruesa como la de los pies y se te pelarán las manos. En los pies es el efecto que buscamos, que se pelen, se elimine la piel muerta y se hidraten bien.
  2.  

  3. Si los pies están extremadamente secos podemos dormir con calcetines, que las cremas se absorben mejor.
  4.  

  5. Para lavar utilizar a diario agua y jabón normales. Una vez en semana es recomendable usar un exfoliante en la ducha (para el resto del cuerpo también es recomendable usar un exfoliante corporal) para lograr mayor suavidad. Si la noche anterior hemos usado la urea al 50% el resultado será aún mejor, incluso si raspamos las durezas será más fácil.
  6.  

  7. Si la sequedad y las grietas han llegado a tal punto que uno ya tiene heridas o fisuras, la urea puede escocer, yo siempre recomiendo curar primero las zonas de herida con algún aceite, por ejemplo Regenerum oil, Vea olio o Repavar Advance.
  8.  

  9. Si tienes muchas durezas es recomendable ir al podólogo antes del verano para que las elimine y tú ya con el cuidado diario mantengas la situación.
  10.  

  11. Si vamos a hacer ejercicio o nos va a sudar más el pie, podemos usar polvos que se aplican sobre la suela del zapato antes de calzarnos (llevemos o no calcetines). Me gustan los polvos Hiposudol. Con ellos el pie no suda tanto y no huele. También son útiles el resto del año, sobre todo cuando usamos botas o calzado muy cerrado y para los niños que les sudan mucho los pies.
  12.  

  13. Por último, con el cambio de zapatos de una a otra temporada siempre nos rozan al principio del verano y ya tenemos marca asegurada… si encima nos da el sol se quedará oscura y muy fea. Aquí os digo lo mismo: mejor prevenir. Para ello hay unos sticks antiampollas que debes aplicar sobre la zona donde ves que puede rozar antes de ponerte los zapatos. Hace unos años lo descubrí y ya no he vuelto a tener rozaduras. Uso el de CompeedStickAntri-Fricción.

Espero que luzcáis unos pies perfectos este verano. Y no olvidéis que todo esto también es aplicable el resto del año. ¡Cuidad vuestros pies!